Hipertensión pulmonar: una enfermedad que es más común en las mujeres jóvenes y en edad productiva

La Hipertensión Pulmonar (HP) es una enfermedad rara, grave, progresiva y potencialmente mortal, difícil de diagnosticar porque sus síntomas pueden atribuirse a otras enfermedades pulmonares o cardiacas más frecuentes. Actualmente la HP está sub-diagnosticada y no se trata de forma adecuada, factores que disminuyen significativamente la posibilidad de sobrevivir la enfermedad.

Buenos Aires, abril 2017. La Hipertensión Pulmonar (HP) es el nombre general e inclusivo para un grupo de varias enfermedades crónicas que afectan a los pulmones y al corazón. Se define por el desmesurado aumento de la presión en las arterias que llevan la sangre del corazón a los pulmones causando falta de aire (disnea), cansancio (fatiga), mareos, tos seca, síncopes (pérdida de conocimiento) y otros síntomas, que se exacerban con el ejercicio (por ejemplo subir escaleras).

La HP no discrimina, afecta a cualquier edad, sexo o etnia aunque es mucho más común en los adultos jóvenes y aproximadamente el doble de común en las mujeres jóvenes en plena edad productiva que en los hombres.Hoy en día, a nivel internacional, se habla de una prevalencia de 5 a 52 casos por millón de habitantes.

Actualmente la HP está sub-diagnosticada, suele confundírsela con asma o ataques de pánico, y si no es detectada a tiempo y el paciente no recibe tratamiento en forma precoz, lleva inevitablemente al fallo cardíaco.

El advenimiento de los tratamientos farmacológicos ha provocado un cambio notorio en la evolución natural de la enfermedad: mejora sustancial de la expectativa de vida y de la calidad de vida.